REFLEXIONES: Día de veletas

Las velitas como símbolo decembrino

Tany Giselle Fernández Guayana

Candidata a Magíster en Educación y Desarrollo Humano. Especialista en Desarrollo Personal y Familiar. Licenciada en Pedagogía Infantil.

  tany.fernandezg@gmail.com

 

Año tras año el día 7 de diciembre, los colombianos decoramos las calles y hogares con velitas y faroles con el fin de vivir un momento de recogimiento familiar o fraternal. No obstante, para la mayoría, representa exclusivamente una tradición y su sentido trasciende. Veamos:

 

Significado

Es una de las fiestas más tradicionales en Colombia con la que se conmemora a la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

 

Desde la Constitución Política de 1991, Colombia se convirtió en un país con libertad de credo. Antes de esa fecha, la religión predilecta fue el catolicismo, y lo sigue siendo todavía, por dicha razón, en los campos y ciudades se reúnen amigos y familias para celebrar este acontecimiento.

 

Empieza la noche del 7 de diciembre, las personas prenden velas y faroles en las calles y casas de familia. En definitiva, marca el principio de las fiestas decembrinas.

 

La Inmaculada Concepción

La Virgen Inmaculada Concepción, es un dogma que sostiene que María a diferencia de los demás seres humanos, fue por gracia limpia de toda mancha de pecado y libre de toda mácula de cuerpo, alma y entendimiento, y que siempre estuvo con Dios, y unida con él en eterna alianza. Por lo tanto, no era pecadora y desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo mal.

 

De acuerdo con la Iglesia Católica, se “contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo, y sostiene que Dios preservó a María desde el momento de su concepción de toda mancha o efecto del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, quien también es Dios” (Colmenares, 2001).

 

Se reafirma también que con la expresión “llena de gracia” contenida en el saludo del arcángel Gabriel (Lc. 1,28) y recogida en la oración del Ave María, hace alusión a la libertad de pecado por la gracia de Dios (Ginés, 2015).

 

Origen de la festividad en Colombia

Un 8 de diciembre de 1854 el papa Pío IX publicó el Ineffabilis Deus, una epístola apostólica firmada por él mismo y que consta de 19 puntos en donde el sumo pontífice de la época le preguntó a los fieles si daban por sentado que María era inmaculada. En respuesta, un grupo de fieles marchó ese día con velas en sus manos lo que demostró la aceptación del pueblo a la propuesta del santo Padre (Semana, 2017).

 

Sin embargo, aunque es una celebración a la virgen, la misma iglesia de Pío IX consideró que también era una excusa para celebrar la Natividad.

 

 

La Inmaculada en otras naciones

España: La fiesta de la Inmaculada fue fiesta de guardar en todos los reinos de su Majestad Católica, es decir, en todo el Imperio español, desde 1644; se declaró fiesta de guardar en toda la Iglesia desde 1708 por orden del papa Clemente XI.

 

España celebra a la Inmaculada como patrona y protectora desde 1644 y el 8 de diciembre es fiesta de carácter nacional, en virtud de la Batalla de Empel del 8 de diciembre de 1585.

 

Argentina. El 8 de diciembre es feriado nacional; además de ser patrona en numerosas Diócesis, Ciudades y Pueblos del país.

 

Corea del Sur y Japón. El Papa Juan Pablo II la proclama patrona en 1998.

 

Dos Sicilias. Fiesta nacional, y la Virgen de la Inmaculada Concepción es la protectora de su ejército.

 

Estados Unidos de América. En 1792, el obispo de Baltimore, John Carroll, consagró a la recién nacida nación de los Estados Unidos a la protección de la Inmaculada Concepción. En 1847, el papa Pío IX formalizó dicho patronazgo.

 

Filipinas. En 8 de febrero de 1579, el Papa Gregorio XIII consagró a la recién nacida nación de las islas Filipinas a la protección de la Inmaculada Concepción.

 

México. La Catedral metropolitana de la ciudad de México está consagrada a la Inmaculada Concepción de María. La localidad de Celaya, Guanajuato, desde su fundación se amparó a esta advocación.

 

Nicaragua. A partir de finales del siglo XVIII comenzó en la ciudad de León la fiesta de "La gritería" la noche del 7 de diciembre de cada año, víspera de su festividad. Los cristianos volcados en las calles de la ciudad visitan los altares preparados en las salas y porches de las casas y al grito de júbilo "¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!" se reparten dulces típicos. Esta fiesta nacional se hace desde entonces hasta hoy. El 8 de diciembre es feriado nacional.

 

Perú. El 8 de diciembre es feriado nacional. A su vez en varias regiones, incluso en Ancash, se celebra este día, cantando y bailando la tradicional danza Carrera de Cintas, en la cual los ancashinos celebran a la Virgen.

 

Portugal. Nossa Senhora da Conceição es patrona de Portugal, y es festivo ese día.

 

Guatemala. Los rezos dedicados a esta advocación inician a finales de noviembre y culminan en enero. En época antigua las calles eran iluminadas con fogatas para el paso de la procesión que hacía su recorrido durante la noche. Posteriormente a la quema de las fogatas se le llamó la Quema del Diablo, tradición para purificar lo material previo a la fiesta de la Inmaculada Concepción con que se inician las festividades populares de Navidad en el país.

 

Referencias:

 

  • Ginés, P. (2015) La devoción a la Inmaculada Concepción, patrona de España, nació en Cataluña. En: www,religionenlibertad.com.
  • Colmenares, O. (2001). Tradiciones Navideñas.
  • Religión. (2017). ¿Por qué se celebra el día de velitas? En Revista Semana. Disponible en: www.semana.com

recomendación

Si te interesa utilizar apartados de mis artículos, sólo recuerda citarme. Puedes darte cuenta que yo doy crédito cuando cito a un autor. Al fin y al cabo, muchas cosas ya están dichas, sólo que como escritores intentamos darle nueva vida a la palabras y a las ideas.

Escribir comentario

Comentarios: 0